¿Has perdido algún diente?

La pérdida de una pieza dentaria, ya sea por enfermedad periodontal, caries o un traumatismo, y no reemplazarlo puede conllevar una serie de consecuencias y problemas importantes en tu salud oral. ¿Los conoces?

En primer lugar, parece obvio resaltar las consecuencias a nivel estético, ya que nuestra sonrisa no será armónica y bonita.

Pero además. al faltar la raíz del diente, el hueso se deteriorará y reabsorverá, ya que no recibe las fuerzas a través del diente de la masticación. Esto puede producir también la afectación de los dientes adyacentes, pudiendo quedar al descubierto las raices de los mismos, debido a la retracción del hueso y la encía.

Los dientes cercanos tenderán a ocupar el espacio que ha quedado al perderse el diente, por lo que se podrán mover, los dientes contiguos se inclinaran hacia el hueco y el diente contrario también tenderá a descender en busca del contacto del diente que ya no está.

Los dientes al modificarse su posición normal, y al exponerse su raiz, tienen mayor riesgo de padecer caries, enfermedad periodontal o hipersensibilidad dentinaria.

Como se puede apreciar, las consecuencias de la pérdida de piezas dentarias no son sólo estéticas, sino también funcionales. La masticación estará dificultada, e incluso a la hora de hablar pueden surgir problemas, ya que algunos dientes son clave en la reproducción de determinados sonidos

¿Cómo lo puedo solucionar?

La opción de primera elección es optar por colocar Implantes dentales.

¿Qué son los Implantes dentales?

Los implantes dentales se utilizan para sustituir dientes que se han perdido.

Se tratan de unos elementos de titanio que se colocan mediante una sencilla cirugía en el hueso, bajo la encía. Una vez colocado nos permitirá colocar sobre ellos la prótesis que sustituirá al diente o dientes perdidos. Dependiendo de la situación serán coronas o puentes fijos; pero también son de gran utilidad en aquellos pacientes que han perdido todos los dientes y necesiten una mayor fijación para sus prótesis removibles.

En ocasiones, cuando se ha producido una pérdida importante de hueso, debido a la infección o a la ausencia de la pieza dentaria desde hace mucho tiempo, es necesario realizar injertos óseos y técnicas más complejas. Todo ello será estudiado previamente y se te informará antes de realizar el procedimiento.


¿Existen otras alternativas?

En la mayoría de los casos los implantes son la mejor opción. Pero, en ocasiones, los implantes dentales no son recomendables, debido a que el paciente no es candidato a este tipo de intervención. Entonces, ¿existe alguna alternativa? En estas situaciones contamos con otros tratamientos que también restauran la función y estética perdidas a consecuencia de la ausencia de piezas dentarias.

Ven a visitarnos y te informaremos, recuerda que la primera consulta es sin coste.

contacto